Cargando...
Usted está aquí:  Inicio  >  Noticias  >  Sociedad  >  Artículo actual

Las claves de las PASO 2019 en Buenos Aires

Publicado el 11/08/2019  /   Sin comentarios

El escenario es muy diferente al de 2015 y muy polarizado. Cómo Kicillof caminó los distritos, el rol de Massa, el deterioro social y económico.

Por Romina Calderaro

vidal_0

Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos Aires. El famoso refrán podría reformularse en cada elección presidencial de la Argentina porque los contendientes buscan ganar votos de Ushuaia a La Quiaca, pero están especialmente pendientes del resultado electoral en la provincia más grande del país. Y no es para menos porque es la que concentra más del 37 por ciento del padrón electoral y la que suele definir el resultado nacional. Los bonaerenses que en 2015 le dieron la confianza a esa promesa que era María Eugenia Vidal tendrán que decidir hoy si renuevan su fe o, en un comicio muy polarizado, se inclinan mayoritariamente por el precandidato del Frente de Todos , Axel Kicillof. Nueve fórmulas compiten por la gobernación en un escenario muy distinto al de hace cuatro años por varios motivos. Según explicaron a Página/12 los especialistas, la que entonces había caminado mucho la provincia en la campaña fue Vidal y ahora es Axel Kicillof el que escuchó a la gente, el peronismo está unificado e incluyó la figura de Sergio Massa y en términos sociales no se había producido el enorme deterioro que en materia de desocupación, pobreza y trabajo informal generó el gobierno de Juntos por el Cambio.

Para el politólogo Julio Burdman, una de las claves de la elección en la provincia de Buenos Aires se llama Sergio Massa, hasta hace poco opositor al kirchnerismo y hoy primer candidato a diputado nacional. “Massa es muy importante porque es la cara de la unidad en la provincia. Y si bien en este tramo apareció poco, en el segundo tramo de la campaña va a ser clave porque se va a dedicar a captar el voto de los jubilados, un sector paradójico porque a pesar de haber sido beneficiado por las políticas del kirchnerismo tuvo una fuerte inclinación electoral hacia el macrismo”. El politólogo Marcelo Leyras también cree que el hecho de que el peronismo esté unificado es un dato a tener en cuenta. “Esta vez, el peronismo va con un solo candidato, Axel Kicillof, que es mejor en términos de popularidad que Aníbal Fernández y Julián Domíguez. Axel caminó mucho la provincia, como había hecho Vidal en 2015 y demostró en el contacto con la gente que se puede construir una candidatura con buenas armas”, dijo a este diario el director de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad de San Andrés . Y agregó que, a su modo de ver, se sobreestima la popularidad de Vidal en términos electorales: “Es frecuente que los gobernadores sean más populares que los presidentes, entre otros motivos, porque suelen hacer fuertes inversiones en publicidad para realzar sus bondades y ocultarlos defectos de su gestión.”

Además de candidato a presidente y gobernador, los bonaerenses eligen hoy 35 diputados nacionales, legisladores provinciales, intendentes, concejales y consejeros escolares. Es una elección altamente polarizada entre Vidal y Kicillof, pero todos los precandidatos a presidente van con precandidato a gobernador menos José Luis Espert, dado que la justicia electoral bajó a su candidato Guillermo Castelo: los votantes de Despertar tendrán que inclinarse por otras opciones. Tres cuestiones son importantes a la hora de analizar el resultado del comicio: cuál fue el impacto electoral de la crisis económica que está pegando fuerte en el conurbano, por cuántos puntos se impondrá el candidato que resulte primero y si se produce o no el comentado corte de boletas que estarían propiciando algunos intendentes macristas para que se vote a Vidal para gobernadora sin el tramo de la papeleta que presenta a Mauricio Macri como candidato a volver a gobernar la Argentina porque Macri tira para abajo la imagen de Vidal. Es por eso que el líder de Juntos por el Cambio estuvo casi ausente de la campaña bonaerense.

La provincia de Buenos Aires se divide en ocho secciones electorales y las más importantes son la tercera (el conurbano sur, que incluye a La Matanza y donde es fuerte el Frente de Todos) y la primera (el conurbano noroeste, de Morón a Vicente López) donde hay más dudas respecto de cómo le irá al oficialismo porque es una sección diversa en términos socioeconómicos. “En la provincia de Buenos Aires, va a ser importante fijarse en la diferencia en el porcentaje que haya entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio porque es el distrito que define qué distancia va a haber a nivel nacional y eso se verifica en resultados de elecciones anteriores”, señaló a Página/12 el consultor Hugo Haime . El sociólogo Ricardo Rouvier, por su parte, opinó que “la de la provincia de Buenos Aires es una elección muy interesante porque, igual que en el país, pone en juego la disputa entre dos modelos: uno de centroderecha, el del macrismo, versus uno de centro izquierda que es el del Frente de Todos y la candidatura de Axel Kicillof es muy interesante porque logró instalarse y hacer una buena campaña a pesar de que no tenía el perfil del distrito”. Rouvier agregó que la provincia es tan interesante como compleja tanto por su problemática como por su extensión: “es más grande que muchos países de Europa”.

Otros datos a tener en cuenta de la elección en Buenos Aires están vinculados a la competencia interna que hay por la intendencia en algunos distritos clave. El Frente de Todos y Juntos por el Cambio usarán las PASO en 65 de los 135 distritos. En La Plata, el macrismo tiene una sola oferta: la reelección del intendente Julio Garro. Pero el Frente de Todos presenta a cinco precandidatos, entre las que se destacan dos mujeres: la concejal Victoria Tolosa Paz y la diputada y ex decana de Periodismo Florencia Saintout.

En General Pueyrredón, cuya cabecera es Mar del Plata (ciudad gobernada por el macrista Carlos Arroyo) también hay una pulseada interesante: Juntos por el Cambio habilitó la competencia entre el PRO y la UCR, socios de la coalición gobernante. El distrito es el tercero más grande detrás de La Matanza y La Plata y hoy medirán sus apoyos el actual diputado macrista Guillermo Montenegro, que tiene el respaldo de Vidal, con la referente local del radicalismo, la concejal Vilma Baragiola. Allí, el Frente de Todos va sin interna: la diputada Fernanda Raverta, del Movimiento Evita, tiene el apoyo de Máximo Kirchner y es la candidata elegida para desbancar al macrismo de una de las ciudades más castigadas por la crisis económica. Además de Vidal y Kicillof, las siete agrupaciones que presentan candidatos a gobernador son: Consenso Federal, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad, el movimiento Avanzada Socialista, el Frente NOS, el Frente Patriota, Dignidad Popular y el Movimiento Organización Democrática. Habrá que ver cuáles reúnen el 1,5 por ciento de los votos válidos, el requisito de aptitud electoral que exige la ley de Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias para que una categoría no quede en el camino.
    Imprimir       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

También le recomendamos...

758e9cfa-174a-4f9d-a069-327e5ba60462

Raid 4×4 en Puerto Natales

Leer más →