Publicita aquí

Cargando...
Usted está aquí:  Inicio  >  Noticias  >  Sociedad  >  Artículo actual

En Río Gallegos hay bebés que hace años viven con familias solidarias

Publicado el 04/06/2019  /   Sin comentarios

niñezEl intendente decidió rechazar la citación al plenario de comisiones para explicar por qué está fallando el sistema de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes. Mientras tanto, trabó una recusación que demora el amparo presentado por una defensora para resolver las irregularidades. Una de ellas, bebés que hace años están en el programa de Familias Solidarias.

*Por Sara Delgado

No se trata sólo de fallas de orden administrativo, lo que sucede en la Secretaría de Niñez del Municipio de Río Gallegos debería ser para toda la sociedad una clara señal de alerta porque, detrás de una diatriba que el Municipio parece empecinado en mostrar como ‘política’, hay menores en situación de vulnerabilidad.

Cuando la semana pasada este diario dio a conocer que la defensora del Menor, Verónica Zuvic, había presentado un amparo en contra de la secretaria de Niñez, Virginia Pedemonte, para que el Ministerio de Desarrollo pueda ejercer la supervisión del área, se conocieron declaraciones del presidente del Deliberante, Evaristo Ruiz, que en el anteúltimo izamiento dominical, y mientras se encontraba a cargo del Ejecutivo, contó que la respuesta de la funcionaria municipal a la demanda había sido que existía una ‘interna’ con la Justicia.

Sin embargo, entre los problemas denunciados aparecían la falta de recursos económicos, de personal especializado, falta de operadores que participen en la tarea de asistir y contener a niños, niñas y adolescentes, entre muchos otros escollos que no permitirían garantizar la restitución de derechos.

Pero a ese argumento, que intentó correr el eje del asunto, se sumó luego que el Municipio decidió recusar al juez que recibió el amparo, Antonio Andrade, al que habrían acusado de falta de imparcialidad.

Más tarde, el Concejo Deliberante decidió finalmente poner algo de sí, citando de ‘urgencia’ tanto a Pedemonte como al propio intendente, que ayer, presentó una nota plagada de excusas para no ir al Concejo.

La nota firmada por Giubetich dice que “no es viable el requerimiento realizado a un plenario de comisiones, por cuanto el tema a tratar implica intervenciones realizadas con niños y adolescentes y la difusión de datos sobre los mismos nos está prohibida”.

El texto habla de la protección al derecho de intimidad de los menores, que no deben hacerse públicas las causas por las que están en el sistema de protección y advierte que incluso el Código Penal encierra sanciones para quienes incumplieran con esto. Sin embargo, nada dice acerca de que el plenario de comisiones no era para que diera detalles de ningún caso, sino para que explicara por qué el Municipio no cumple con la ley de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes, por qué se demoran en responder los oficios o directamente no lo hacen, cuáles son las herramientas con las que asisten y acompañan a las familias cuyas hijas o hijos fueron ingresados al sistema de abrigo mediante medidas excepcionales, entre otras, como por ejemplo, cómo es que hay casos de recién nacidos que llevan más de dos años en el programa de familias solidarias.

Esto último, es de una gravedad institucional inusitada, porque según pudo conocer La Opinión Austral, existen actualmente en Río Gallegos familias de ese programa que están reclamando la adopción definitiva de esos menores, generando que se desvirtúe el sistema de adopción, ¿por qué?, porque las familias solidarias son de tránsito, es decir, para el caso en el que, por ejemplo, un menor está en una vivienda cuyos progenitores no estén en condiciones de garantizarle derechos. Claro que no hablamos de situaciones de pobreza, sino de por ejemplo adicciones, conflicto con la ley penal, violencia.

La ley dice que, durante una medida excepcional, es decir, mientras las niñas o los niños están fuera de sus hogares, el Estado -en este caso el municipio-, debiera trabajar con la familia de origen para que se empodere y esté preparada para el momento de la restitución. Esto es, si no sabe hacer un trámite para llevar a su hijo o hija al control de ‘niño sano’, si no conoce cuáles son los alimentos saludables y cuáles no, si puede manejar sus emociones y tiene perspectiva de futuro, entre muchas otras que puede necesitar por ejemplo una mujer que atravesó una situación de violencia doméstica.

Cuando esto no sucede, ya sea porque no hubo herramientas para esa familia de origen, o bien porque no está apta aun, las medidas excepcionales pueden prorrogarse, pero “lo que vemos acá es que se prorrogan indefinidamente. Tenemos chiquitos hace más de dos años con familia solidaria y a los padres biológicos que vienen reclamando que se los devuelvan”, aseguró a este diario una trabajadora social.

Mientras esto sucede, los tiempos corren, y por eso hoy en la ciudad hay bebés para quienes, claramente, su madre y padre son familias solidarias, y de hecho, no sólo existen trámites para la adopción que fueron iniciados, sino que además, en esta capital, ya hay antecedentes de adopción en esas circunstancias, aun cuando la ley establece que una familia solidaria no puede adoptar, y que estar en un registro invalida anotarse en el otro, para que no sucedan trampas al sistema.

    Imprimir       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

También le recomendamos...

5de13d3995fa3__720x420

Causas por corrupción Fernández pide la liberación de los exfuncionarios K detenidos, pero aclaró que no son presos políticos

Leer más →