Publicita aquí

Cargando...
Usted está aquí:  Inicio  >  Noticias  >  Provinciales  >  Artículo actual

A tres años del compromiso, la urbanización aún espera

Publicado el 10/06/2019  /   Sin comentarios

Para el Madres a la Lucha, la urbanización del barrio continúa siendo un sueño. Ya pasaron más de tres años desde que el intendente se comprometiera a avanzar sobre el tema, pero todavía no hay indicios. Un estudio de 2017 determinó que la zona era habitable y en octubre de 2018 se sancionó la ley que buscaba urbanizar más de 4 mil villas en todo el país. MADRES

* Por Nazarena Malatesta 

Para los vecinos del barrio Madres a la Lucha, la urbanización está muy lejos de concretarse. El 29 de diciembre de 2007 comenzaron a llegar las primeras personas a la zona y, en la actualidad, son más de 530 familias las que residen allí.

Al día de la fecha, no hubo grandes avances en la materia. Los vecinos aún esperan que el intendente Giubetich cumpla con lo prometido hace tres años, cuando visitaron el barrio y se comprometieron a avanzar con la urbanización.

Julia Ríos, referente del Madres y quien está frente al Roperito Barrial, dialogó con La Opinión Austral sobre la necesidad de que el barrio fuera urbanizado. Remarcó que la predisposición y las ganas de trabajar están presentes. “El 19 de diciembre el intendente dijo que iba a urbanizar, ya se determinó que el suelo es habitable, incluso salió la ley nacional de urbanización de villas y asentamientos, pero para mí no es más que circo”, señaló.

Ríos detalló que hace más de tres años llegó al barrio por primera vez el secretario de Desarrollo Comunitario, quien “dijo que necesitaba datos y realizar un censo para poder conseguir la urbanización”, pero lo cierto es que hasta el momento todo se ha quedado en palabras.

“Porque en el tiempo en el que estamos, teóricamente, ya tendríamos que estar con los servicios básicos, pero todavía eso no está ni siquiera en vistas. En una de las últimas reuniones que tuvimos vino Croppi, pero ahora renunció, así que estamos, para mí, peor que al principio”, remarcó Ríos.

Resulta que el ex secretario de Obras Públicas, Paulo Croppi, renunció en los primeros días de junio, quedando el tema a la deriva, lo que, según entienden los vecinos, implica un retroceso para el poco avance que hubo sobre el tema.

La Opinión Austral dialogó con el ex secretario, quien detalló los últimos avances logrados antes de que se desvinculara del Gabinete Municipal. En principio, remarcó que a último encuentro, incluso, estuvieron presentes agentes de la ANSES.

“Tuvimos una reunión en el barrio Madres a la Lucha donde estuvieron presentes desde ANSES, que tiene una línea donde podés denunciar el domicilio y ello permite el acceso a los servicios. Esa denuncia de domicilio era muy importante porque le da otro marco al tema del ocupante de la tierra, debido a que puede iniciar el camino de la formalidad”, explicó.

“En ese momento, habíamos quedado en que íbamos a ver de qué manera se podía fondear el municipio para hacer el amanzanamiento y aparcelamiento, es decir, crear las manzanas y después las parcelas. Para esto mantuvimos reuniones con el Colegio de Agrimensores, donde planteamos las inquietudes. Allí se realizaron los presupuestos de amanzanamientos en una primera etapa y aparcelamiento en una segunda etapa”, detalló Croppi.

Posteriormente a ello, el entonces secretario del Municipio se desvinculó formalmente y presentó su renuncia al cargo.

Ley de erradicación de villas de emergencias y asentamientos 

La ley fue sancionada en 2018 en el Senado y busca urbanizar más de 4 mil villas, asentamientos y barrios populares de todo el país. Para Croppi, “desde Nación hay interés en formalizar los sitios ocupados, siempre y cuando el informe de impacto ambiental así lo permita”.

La Municipalidad, a través de sus redes, dio detalles de la reunión que mantuvieron con vecinos del barrio en abril de este año. “La intención fundamental de la convocatoria fue darles a conocer a los habitantes del sector información referida a la integración barrial. Vale decir que aquellos vecinos que participaron del relevamiento nacional de barrios populares están en condiciones de gestionar su certificado de vivienda familiar, que les permite acreditar su domicilio ante cualquier autoridad y solicitar servicios públicos básicos como agua, luz, gas natural y cloacas”, informaban.

¿Qué sucede a nivel ambiental en el Madres a la Lucha? 

En 2017, la Universidad Nacional de la Patagonia Austral concretó un informe de suelo que determinó que el suelo de la zona es habitable. En su momento, la noticia fue celebrada por los vecinos del barrio que participaron de la presentación del estudio en instalaciones de la universidad.

En aquel momento, era todo un indicio sumamente positivo para el sector, que esperaba hace años la certificación de que la zona era habitable y no impedía la urbanización del barrio.

Dicho estudio correspondía al pedido del municipio y se concretó a través de los profesionales que integran la universidad. En aquel momento, el decano de la UNPA, Arq. Guillermo Melgarejo, destacaba que los análisis del suelo se realizaron para determinar la presencia de contaminantes y si eran suelos aptos para el asentamiento humano. El estudio arrojó un resultado positivo y, mediante las propias palabras del decano, se consideraron aptos para la urbanización.

La cercanía al vaciadero y el traslado del mismo

Croppi indicó que, según la última información, el traslado del vaciadero sería inminente y debería concretarse en el próximo mes, a más tardar.

Sin embargo, sostuvo que -sobre todo para los vecinos lindantes al basural- sería indispensable contar con una “barrera verde entre el vaciadero y la ciudad”, agregando que “por lo que conversamos antes de mi desvinculación, en 20 días o un mes estaría funcionando la nueva planta y después llegaría la parte de capacitación al personal que trabajará con las máquinas”.

En tanto, Croppi sostuvo: “Lo ideal es que eso se transforme en una cinta arbórea importante, porque la planta de transferencia va a seguir en ese lugar y a la ciudad le conviene que eso sea un lugar verde, o por lo menos que la franja que limita contra la planta de transferencia sea un cordón verde”.

Concluyó manifestando que “gran parte del Madres es perfectamente urbanizable y lo que habría que hacer es seguir avanzando con el Colegio de Agrimensores y adjudicar los terrenos, de esa manera el municipio empieza a rectificar una situación informal y puede empezar a trabajar con los vecinos que tendrán obligaciones y deberes”.

    Imprimir       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

También le recomendamos...

file_70492_main1

Alicia en la asunción de Alberto Fernández

Leer más →