Cargando...
Usted está aquí:  Inicio  >  Noticias  >  Provinciales  >  Artículo actual

Municipales de Caleta esperan más de un 30 % de aumento y la cláusula gatillo

Publicado el 17/05/2019  /   Sin comentarios

Se avecinan las asambleas municipales que deberán decidir si aceptan o no el 30% que el intendente Prades se trajo de Río Gallegos. Ya Julián Carrizo y José Avellaneda piden más. El primero quiere cláusula gatillo, mientras que Avellaneda espera no menos de un 35% para el primer semestre.julian-carrizo-1

Al igual que el intendente Facundo Prades, el secretario general del SOEMCO, Julián Carrizo, estuvo en Río Gallegos gestionando un aumento para los empleados municipales de Caleta Olivia.

En diálogo con Marcelo Romero de La Opinión en Radio, por FM San Jorge, el representante sindical reconoció que el Ejecutivo Provincial va a ayudar al Municipio de Prades hasta llegar al mismo número que ofrecieron otras comunas que se encuentran en la misma situación: ni más ni menos que el 31,66% que cerraron con los trabajadores de la administración central.

Más allá de la realidad, Carrizo confirmó que va a luchar para mejorarlo, aunque el intendente dijo lo contrario porque no cuenta con los fondos para ir más allá.

En ese sentido, recordó que los municipales hicieron un “fuerte esfuerzo” y aguantaron más de dos años sin incremento salarial hasta octubre del año pasado, cuando se cerró el 33,27%.

Además, dijo que van a llamar rápidamente a una reunión de delegados o una asamblea general para analizar la oferta, para lograr cerrar un acuerdo antes de que se vaya mayo, ya que el incremento no es retroactivo. De no lograr traspasar el techo provincial, Carrizo dijo que pedirá la cláusula gatillo para que el aumento vaya acompañando la escalada de la inflación.

José Avellaneda

Por su parte, el delegado del área de Rentas Municipal, José Avellaneda, dijo que los trabajadores no van a aceptar una oferta menor al 35%.

Recordó que en agosto de 2018, la oferta inicial fue del 27%, pero que el rechazo de la asamblea municipal logró, dos meses después, un 33,27%.

En agosto del año pasado, Avellaneda fue el impulsor de la negativa a tomar la primera oferta y a través de una moción pidió el 35% con cláusula gatillo, cosa que parece querer replicar nuevamente este año. En esa oportunidad, la demora de la negociación duró dos meses y como el aumento no fue retroactivo, los municipales perdieron dos meses.

Este año la situación puede darse de la misma manera. Si no se acuerda en mayo, los empleados deberán esperar al menos hasta el mes de julio.

Además, el trabajador pidió que el Municipio mejore las fechas de pago y consideró que los incrementos en la coparticipación y las regalías le permiten a Prades hacerlo.

    Imprimir       Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

También le recomendamos...

file_62490_main1

Santa Cruz estudia presentar medidas judiciales para frenar la aplicación del DNU que congela el precio de las naftas

Leer más →